You are currently browsing the category archive for the ‘Antoñi Rey García’ category.

        EL IMPERATIVO CATEGÓRICO

 

Los dilemas morales han sido un problema al que se ha enfrentado siempre el ser humano. Como saber si la opción elegida es la correcta es muy difícil para el ser humano, debido a que está cargado de sentimientos, de subjetividad y de moral. Kant nos quiere resolver este problema de golpe basándose en el imperativo categórico; pero ¿Realmente hacemos lo correcto? ¿Realmente acertamos en nuestra opción? O ¿Solo es una fantasía lo que nos propone Kant sobre cumplir el deber sin preocuparse de nada? ¿Puede el ser humano obedecer el deber siempre?

 

Según el imperativo categórico todas estas preguntas serían muy fáciles de resolver, ya que la solución estaría en cumplir el deber sin que intervenga nada más solo cumplir con el deber de hacer lo correcto. De hecho los imperativos categóricos ordenan acciones que son buenas en sí mismas, es a priori y es universal así que siguiendo este imperativo todo estaría bien y además sería universal, pero a todos se nos viene a la mente una situación límite en la que este imperativo categórico caería en picado debido a la intervención  de  relaciones de amistad, de relaciones familiares, de relaciones afectivas y sobre todo de la parte más humana del ser humano los sentimientos. Los sentimientos son la parte que nos diferencia de un robot  o de un mueble, los sentimientos vienen desde el alma, desde lo que sentimos, es decir, no se basan en lo que está bien o mal sino en la afectividad o el amor hacia otra persona.

 

En términos medios este imperativo estaría muy bien formulado pero solo basado en dilemas de distintas personas y no sobre un dilema moral sobre sí misma porque seguro que intervendrían los sentimientos y no el deber de lo que hay que hacer, las preguntas previas propuestas serían muy difíciles de resolver para el ser humano pero no creo que la solución este en el imperativo propuesto por Kant aunque admito que puede ayudar a ciertos dilemas y además esta muy bien formulado basándose en la forma y no en el contenido haciendo un imperativo universal y válido para todas las situaciones.

 

Antoñi Rey

 

Anuncios

telebasura 

Esta semana he estado pensado en un tema del cual todo el mundo sabe pero irremediablemente nos vemos enfocados a verlo. La tele basura se define como un término coloquial que suele utilizarse para referirse a los programas o a la programación televisiva caracterizada por explotar el morbo, el sensacionalismo y el escándalo con la finalidad de ganar audiencia. Son frecuentes estos aspectos en programas del corazón. Y aunque casi todas las personas sabemos la base de estos programas seguimos viéndolos y promoviendo para que hagan más y peores si cabe; por ahora podemos criticarlos y hacernos preguntas cuya respuesta es difícil de saber ya que influyen muchos factores sociales y culturales, ¿tiene tanta la importancia la audiencia como para peder los valores esenciales? ¿Acabara algún día estos fenómenos que influyen tanto en niños como en adultos? ¿Nos acostumbraremos a estos programas perdiendo nuestro criticismo? O peor aún ¿seremos victimas de programas sin sentido solo para satisfacer nuestros placeres?
En la tele basura influye mucho el juego ya que se tiene que saber lo que llama más la atención al público aunque ello haga perder la esencia que estaría en informar sin subjetividad. En la actualidad hay muchos programas de este estilo que se resguardan en su buena apariencia para hacer un programa vacío que cuando se empieza a tocar la superficie y se intenta profundizar se rompe quedándose reducido a la mísera apariencia para lograr audiencia. Actualmente la televisión sigue un ritmo acelerado de conseguir dinero fácil a través de programas sin sentido que solo influyen en el placer humano y no en informar como en un principio fue su objetivo, solo algunas cadenas logran cumplirlo pero muchas otras pierden todo su valor moral en la lucha por el dinero. En la prensa rosa es donde se ve con mayor facilidad este afán de popularidad sin importar si se daña moralmente a la persona, lo que realmente parece importar es encontrar la mejor exclusiva traduciéndolo como dinero sin valores. No voy a ponerme a criticar programas que reúnen estas características porque seguramente cada uno nos identifiquemos con varios, pero solo la mención de ellos promovería la creación de más programas basura para saciar a un público sediento de emociones e instintos básicos.
En resumen podemos decir que la tele basura nos influye a menudo y por desgracia cada vez más, haciéndonos ver lo que ellos quieren perdiendo el criticismo de un ser humano. Siempre quedaran los críticos personas que intentan sacarnos de ese mundo tan perfecto que nos crean las grandes potencias con el fin de enfocarnos al consumismo y a la manipulación sencilla como simples animales que hacen lo que se les dicta y no lo que realmente piensan, no creo que se consiga este fin tan extremo pero nos acercaremos a él por eso hay que promover la mente critica del ser humano para que sea capaz de saber lo que realmente le interesa y no lo que le dictan.

Antoñi Rey García

noviembre 2017
L M X J V S D
« May    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930