Los nazis como todo el mundo sabe no solo mataban a las personas judías, negras…. Sino que además practicaban con ellas toda clase de atrocidades con el fin de averiguar los limites del cuerpo humano, y es que según ellos estas personas eran “personas inferiores y con vidas que no merecían ser vividas”

Algunos de estos médicos eran Josep Mengele, Sigmund Rashen y Karl Clauberg. Obviamente este tipo de practicas eran llevadas a cabo sin consentimiento alguno, solo con el apoyo de Hitler.

Mengele apodado el ángel de la muerte quería descubrir la herencia genética, por lo que estaba muy interesado en los gemelos, los sometía a todo tipo de pruebas y después los mataba con una inyección intracardiaca y eran diseccionados. Llego a unir a dos siameses por la espalda hasta las muñecas.

“Soy ahora, como antes, católico, y siempre lo seré.”—Adolfo Hitler, al general Gerhard Engel, 1941.

Schumman experimento con rayos x en hombres a los que después les amputaba los testículos para comprobar los resultados esto lo llevo a cabo con 1000 hombres.

Mientras con las mujeres de 20 años se les introducían los hongos creadores de la gangrena, pólvora, plomo, y tierra para comprobar los efectos de un dispara después de observar los resultados eran puestas en libertad a su suerte.

LA PERRA DE BUCHENWALD tenía una enorme colección de pieles de personas y a la que su marido le llego a regalar una lámpara echa con huesos y pieles humanas.

También se llevaron a cabo estudios sobre la presión que puede soportar una persona, algunas de las cuales llegaron a rasgarse la cara con las uñas para aliviar la presión craneal, después eran diseccionados vivos.

– Uno de los caprichos de Hitler era congelar a hombres y después poner a dos mujeres desnudas a su lado para ver si podían resucitarlos.

TODOS los supervivientes de estas atrocidades era llevados a las cámaras de gas.

Los avances médicos en Alemania fueron impresionantes, pero aunque todos sabemos la respuesta ¿era preciso la perdida de tantas vidas humanas con el único fin de experimentar? Y es que según Hitler “los prisioneros judíos eran mas baratos que las cobayas”

Ramón Jiménez Pérez

 

Anuncios